25 noviembre 2006

¡¡No más violencia contra las mujeres!!



La violencia de género; es un tema que nos incumbe, nos toca, impacta, nos daña, discrimina, nos priva de nuestras libertades, nos encarcela, nos mata; con el silencio, con las amenazas, con las promesas de no hacerlo mas, nos engaña, nos usa, nos somete; mediante la culpabilidad, “mala mujer”, mediante el miedo, el temor, la incertidumbre, la inseguridad, la dependencia, la humillación. Es por ello que aceptamos nuestra invisibilidad, la soledad, las violaciones, los golpes, los silencios, desprecios y, el suicidio.

¡BASTA!

Por violencia contra las mujeres se entiende:

“Todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada.”

La violencia de género contra las mujeres es la violencia dirigida contra la mujer porque es mujer o que la afecta en forma desproporcionada.

La causa subyacente de la violencia contra las mujeres es la discriminación por razón del género, que les niega la igualdad respecto de los hombres en todos los aspectos de la vida.

Las mujeres son también objeto de formas concretas de violencia debido a la raza, la clase social, la cultura, la identidad sexual, portadoras del VIH, o la pertenencia a comunidades pobres o marginadas. El control de la sexualidad de las mujeres es un poderoso mecanismo a través del cual los hombres ejercen su dominio en ellas. Las que no cumplen las normas de feminidad, como las lesbianas o las mujeres que eligen vivir de manera independiente, suelen ser castigados duramente, ya no solo por los hombres sino por la Sociedad.

La violencia contra las mujeres no es “natural” ni “inevitable”. Persiste porque la sociedad lo permite. En casi todas las culturas del mundo se dan formas de violencia contra las mujeres que pasan prácticamente inadvertidas porque se consideran normales o aceptables.

Mientras la violencia contra las mujeres se mantenga escondida, tolerada o ignorada por la sociedad y las autoridades y mientras no se castigue a sus autores, la violencia contra las mujeres seguirá perpetuándose.

12 comentarios:

Øttinger dijo...

La violecia, como dices, no es ni natural ni inevitable, pero si cotidiana. Y uno de los agentes que cotrubuyen a dotar de esa cotidianidad a la violencia de género son los medios de comunicación. Pese a la importante labor de denuncia que realizan, terminan por acostumbrarnos a todo. Antes uno lo veía como lo natural de un matrimonio y ahora poco a poco lo empezamos a ver como una de esas desgracias cotidianas que no nos gusta nada pero contra la que poco se puede hacer. La reducción de estos parámetros es lo más dañino para su solución.

Paz dijo...

A Ottinger; Bien es cierto que a través de los medios de comunicacióm se observa una rutinización, un efecto narcotizante. Se llega a frivolizar la imagen de la mujer maltratada, cuando es un problema claramente social. Se que parece que poco se puede hacer ante estas desgracias pero se pueden buscar salidas a esta burocratización, como por ejemplo; no justifiar el morbo con el interes social, realizar campñañas para que la sociedad se concience de que las mujeres estamos siempre expuestos a este tipo de violencia. Gracias por leerme!

Vade retro dijo...

A mí es que este tema me duele mucho. Me cuesta entender a esas mujeres que se someten por temor, intento ser empática y entender sus razones, pero por más que trato de hacer lo mismo con el maltratador me es imposible, porque me repugan su actitud megalómana. Es más fuerte que yo.

Harry Reddish dijo...

Creo que por lo menos hemos logrado dar un paso importante al reconocer la existencia del fenómeno, un fenómeno que hasta la fecha era silenciado con aquello de que "los trapos sucios se lavan en casa". Aún así, considero que se trata de un problema de educación. Si continuamos educando (nosotros, la sociedad, los medios de comunicación como portavoces de esa sociedad, las instituciones, etc) de la manera que lo hemos hecho, esto es, distinguiendo entre géneros y dotándoles a cada uno de un rol o un lugar específico en el proceso productivo (o de consumo), seguiremos perpetuando toda esta clase de atentados contra las mujeres o contra los más indefensos, quienes quiera que estos sean.

Anónimo dijo...

La violencia de género es una cruel realidad de esta sociedad tan "mágnifica" en la que vivimos... Pero me parece tan frívola la manera que tienen de tratar este PROBLEMA tanto los medios de comunicación como la vida política...
El maltrato doméstico es algo que ha existido siempre y hacen una suma de resultados infinitos las mujeres que se han visto expuestas a este tipo de individuos indescriptibles...
Todo esto es muchísimo más complicado que lo que nos venden en televisión: no es una moda, no es la última tendencia chic... ES INHUMANO e INEXCUSABLE!!!
Basta ya de usarlo como estrategia política, basta ya de sacarlo en todos los programas del corazón como si estuvieran muy concienciados de eso... Se necesitan soluciones: Muchos más programas de ayuda para estas mujeres, más recursos para que puedan salir del infierno,mucha más concienciación en las aulas a través de cursos educativos o lo que ellos crean necesario... que aunque suene egoísta: No se puede ir arreglando el mundo si tu propia casa cojea por todas las esquinas!!!
Felicidades por esta nueva entrada. Como siempre, resultan acertadisimos los comentarios que haces.
Laura

yomujer dijo...

La violencia de género es para mi el tema más espeluznante de los países desarrollados. Lo importante es que las mujeres se conciencien de que todo empieza en torno a lo psicológico. Hay que tener mucho cuidado porque a veces tienes el cerebro tan comido que no te das cuenta de que te está pasando a ti hasta que no te dan un pa de sopapos.
Los gritos y las humillaciones son violencia de género también y para nada son más justificables.
Me gusta mucho este blog.

yomujer dijo...

La violencia de género es para mi el tema más espeluznante de los países desarrollados. Lo importante es que las mujeres se conciencien de que todo empieza en torno a lo psicológico. Hay que tener mucho cuidado porque a veces tienes el cerebro tan comido que no te das cuenta de que te está pasando a ti hasta que no te dan un pa de sopapos.
Los gritos y las humillaciones son violencia de género también y para nada son más justificables.
Me gusta mucho este blog.

Anónimo dijo...

Hola Paz, tu escrito nos resulta muy fuerte, pero claro y necesario en esta lucha por erradicar la violencia. Creemos que aún falta mucho, mucho tiempo, muchas ganas, mucha lucha, mucho amor y educación para que todo esto cambie. Pero seguiremos con el dedo en el renglón.

yomujer dijo...

lo peor es la tortura psicológica. A veces prefieres mil bofetadas que las amenazas, los insultos y las prohibiciones estúpidas de vestir maquillarte y demas. lo digo por experiencia.

Paz dijo...

Vaya, siento mucho que por circunstancias de la vida haya sido así. No obstante, bien es cierto que la tortura psicológica es lo que mata, ya que le va quitando a uno la autoestima, la identidad eliminándo la suya propia por el bien de la relación, y así no es. La persona que está contigo, te ha de querer como eres ahora, mañana y siempre.

boyong dijo...

eh que formula debemos aplicar para
no haya maltratado?

Paz dijo...

Hola Boyong,
La fórmula principal, es respetar la libertad y la dignidad de todas las mujeres. Es no menospreciarla, es considerar que Ella es una entidad propia, no un objeto de uno,apreciarla y amarla pro lo que es y no por lo que Uno desearía que fuera. Un saludo